NIÑOS CON PROBLEMAS DE APRENDIZAJE

Aprende a reconocer las señales que presentan tus niños
Uno de cada diez niños en edad escolar presenta problemas de aprendizaje.  A la temprana edad de cinco años ya se pueden apreciar dificultades en los niños que afectan su rendimiento escolar y hasta sus relaciones interpersonales.  Algunas de las señales que normalmente se aprecian en estos niños son las siguientes:

 

  • Dificultad para entender y/o seguir instrucciones generales

  • Dificultad para recordar detalles

  • Dificultad para dominar destrezas básicas como lectura, escritura y matemáticas

  • Dificultad para distinguir entre derecha e izquierda

  • Falta de coordinación en actividades físicas como los deportes o dificultad para agarrar el lápiz o atarse los cordones de los zapatos

  • Facilidad para perder o dejar olvidados objetos

  • Dificultad para entender el concepto del tiempo (ayer, hoy, mañana)

  • Se irrita fácilmente

 

Un niño con problemas de aprendizaje suele tener un nivel normal de inteligencia y de agudeza auditiva y visual. Su dificultad está en captar, procesar y dominar la información que su cerebro recibe. Los problemas de aprendizaje pueden tener consecuencias negativas para el desarrollo intelectual y hasta afectivo de los niños.  Si no se identifican y se tratan a tiempo pudieran deteriorar su autoestima, el aspecto de la socialización entre otras actividades.

 

En 1983, la American Bar Association  señaló que existe un vínculo inequívoco entre el problema de aprendizaje no diagnosticado y la delicuencia juvenil.  En 1986 el National Council for Juvenile and Family Court Judges publicó un escrito al respecto, impactados por la gran representación de niños con problema de aprendizaje no diagnosticado envueltos en actividades delictivas (www.ncjfcj.org/sites/default/files/Learning%20Disabilities%20Publication%20Final.pdf).

 

Los sicólogos y otros profesionales en este campo indican que los problemas de aprendizaje se pueden tratar y merecen una evaluación personalizada por un experto que pueda enjuiciar los diferentes factores que afectan al niño.  El tratamiento se inicia con un diálogo entre el niño y su familia para evaluar la situación.  Luego se revisan las pruebas educativas y se consulta con la escuela para que un profesional en el área recomiende las ayudas necesarias.  Es fundamental el envolvimiento de los padres en este proceso además de la ayuda profesional que se le brinde al niño, de tal manera que pueda lograr el máximo de su potencial de aprendizaje.

 

Leave a Reply